INGREDIENTES

Algas, previamente lavadas y cortadas en trocitos, sal, sésamo, harina de trigo y un poco de agua.

 

PREPARACIÓN

A las algas se les echa un poco de sal, un buen puñado de sésamo, harina de trigo y un poco de agua.

Se amasan con todos los ingredientes y se fríen hasta que queden muy tostaditas.

Importante a tener en cuenta: Son buenas para las personas que presentan rigidez . Esta forma de comer las algas facilitan la elasticidad y los músculos.

Share This