Antes de poner en prácticas las instrucciones dietéticas, conviene examinar nuestro estado de salud de acuerdo a las siete normas abajo enumeradas, debemos distinguir los estados saludables de los que no lo son. Cada mes encontraréis un progreso más o menos grande según la forma en que se haya aplicado. El hombre que tiene salud manifiesta un compromiso con la vida y de él emana decisión a la hora de experimentar. Por más dificultades que encuentre a su paso, intenta superarlas y aprender de ellas. Para él no existirán “problemas”, sino “situaciones”. Sabrá ajustarse a los…