Desde hace algunas décadas es uno de los problemas más difíciles de resolver para médicos y naturópatas, encontrar algún tipo de endulzante de bajo riesgo para la salud de las personas.

El azúcar extraído de la caña parece tener su origen en la India. Las primeras referencias históricas del azúcar, en el año 4500 antes de Cristo, así nos lo demuestran. Mucho tiempo después, hacia el año 510 a.C., el azúcar llega hasta Persia donde los soldados del Rey Darío fascinados por su dulzor la denominaban “esa caña que da miel sin necesidad de abejas”, en estas culturas su uso estaba reservado para la corte y clases privilegiadas. La “cultura del azúcar blanco” sé inicio a mitad del siglo XIX, con el desarrollo industrial de los métodos para la extracción del azúcar de caña y remolacha, pasando de ser un comestible “privativo” de las clases dirigentes, en un comestible popular y al alcance de cualquiera, en un verdadero “opio de masas”.

El azúcar industrial es una sustancia química de laboratorio que puede ser obtenido a partir de la caña de azúcar o de la remolacha y su único componente químico es la…