La elaboración de conservas caseras es sin duda una de las opciones más prácticas dentro o fuera de la macrobiótica, sobre todo para las personas que tienen poco tiempo para dedicárselo a la cocina o comen fuera de casa, y también para aquellas que tienen que viajar o ir de excursión, etc.

Cuando elaboramos nosotros mismos las conservas, estamos evitando todas las sustancias químicas (conservantes, antioxidantes, colorantes, azúcares, emulgentes, etc.), que añaden a las conservas y restan valor nutricional y energético al alimento.

Las conservas nos durarán meses e incluso años, pero es mejor consumirlas en días o semanas, si queremos aprovechar su valor energético. Hoy en día venden en el mercado ollas y botes preparados para hacer conservas, que nos facilitaran mucho las cosas, pero si no queremos adquirirlos nos harán falta los siguientes objetos; 1 olla grande, algunos botes con sus…