Consumir la del lugar y de la estación en la que estemos o de otro pero de clima semejante. Ricas en minerales, fibras y vitaminas de fácil digestión. Son de energía expansiva, yin, nos enfrían, mejor para estaciones calurosas pues hidrata el organismo cuando este pierde líquidos.

Energéticamente es sedante, tranquiliza, favorece la contemplación y el celibato, sin embargo en exceso nos ralentiza, nos enfría, nos incapacita para el orden y la acción diaria…