Ciertamente, no existe una dieta adecuada a todas las necesidades. Las modificaciones son siempre necesarias, dependiendo de donde se vive, del clima local, la estación, sexo, edad, ocupación, condición particular y nivel de actividad. La dieta macrobiótica tipo, está pensada para las personas que viven en un clima templado de 4 estaciones, variándola levemente si estamos en invierno o verano, por ejemplo: en verano tomaremos un poco más de verdura y un poco menos de hidratos de carbono y en invierno, al revés…